SUBLIMACIÓN

SUBLIMACIÓN

La sublimación es la técnica para el marcaje de objetos mediante transferencia de la tinta al objeto con la aplicación de calor. La sublimación permite transferir imágenes y diseños a gran variedad de objetos como jarras, platos, cajas, planchas, alfombrillas, productos textíles, bolsos, puzzles, entre otros. Estos objetos tiene que estar recubiertos de un barniz de poliéster o si son tejidos han de contener un mínimo de un 75% de poliéster (no es posible sublimar sobre algodón).

¿Qué hace falta para la sublimación?

La impresora

Conectada al ordenador, con cabezal piezo eléctrico ya que el cabezal trabaja en frio. Para formatos pequeños hay disponibles las impresoras de la marca Epson y Ricoh. Para grandes formatos hay disponibles impresoras de la marca Roland y similares.
La impresora tiene que tener un sistema de carga de tinta especial o utilizar cartuchos especiales cargados con tinta de sublimación (no los originales de la impresora).

La tinta de Sublimación

Es una tinta especial que permite la transferencia del colorante con la temperatura. Hay tintas específicas para las impresoras de pequeño formato y para gran formato. 

El papel transfer.

Es el soporte donde se imprimirá el diseño o imagen que después se transferirá al objeto a marcar. Este papel no absorbe la tinta, solo se utiliza como transporte de ella. Existen papeles en hojas de pequeño formato y bobinas de papel para grandes formatos. No se puede utilizar papeles convencionales ni fotográficos. 

La plancha

Aunque las primeras pruebas se podrían realizar con planchas domésticas, es necesario tener las planchas específicas para transferencia. Depende de los objetos a marcar, será necesario una plancha plana o con las formas del objeto (por ejemplo una taza o una gorra). Hay planchas de todas las medidas e incluso planchas en continuo con rodillo caliente, llamadas Calandras, para grandes producciones de tejidos.

¿Cómo se realiza?

El proceso básicamente es sencillo, con la impresora cargada con las tintas de sublimación hay que imprimir el diseño en el papel transfer. La impresión se tendrá que hacer al revés (en espejo) ya que para la transferencia se gira el papel. Una vez impreso el papel transfer, tarda muy poco en secar.
Hay que colocar el objeto a marcar en la base de la plancha y el papel impreso tocando la zona a marcar con la imagen en contacto con el objeto. Hay que cerrar la plancha para aplicar presión y temperatura al papel y al objeto. Depende del tipo de objeto el tiempo de planchado será diferente y la temperatura a planchar (normalmente ronda los 200º C).
Una vez planchado, se retira el papel y el objeto de la plancha, con cuidado ya que puede estar muy caliente. Quedará una imagen con colores vivos y de alta definición.

¿Qué aplicaciones tiene?

Es posible marcar productos textiles como camisetas, prendas deportivas, prendas de moda, gorras, entre otros, siempre que contengan un mínimo de 75% de poliéster. Hay disponibles una gran variedad de productos preparados para la sublimación, como tazas, puzzles, pads, colgantes, azulejos, platos, entre otros., todos éstos productos llevan un recubrimento de barniz de poliéster transparente y tienen que ser con fondo blanco.
Si dispone de un producto no preparado, disponemos de barnices en spray  para aplicar manualmente sobre la pieza a marcar. Es necesario verificar que esta pieza pueda aguantar hasta 200 grados sin deformarse.

Deja un comentario